Saltar al contenido

Diferencias entre Bitcoin y Ethereum

febrero 11, 2020

Antes de establecer las diferencias entre Bitcoin y Ethereum es fundamental explicar las virtudes de ambas plataformas por separado. De esta manera, se puede evaluar de forma más objetiva cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Por qué es importante explicar las diferencias entre ambas monedas digitales? Así, puedes identificar qué moneda te funciona mejor. Aparte, es un recurso que puedes aprovechar para profundizar tus conocimientos al respecto.

Empecemos respondiendo las siguientes preguntas ¿el bitcoin y el ethereum es lo mismo? ¿Funcionan de la misma manera?

Para sorpresa de muchos, son mundos que se encuentran digitalizados en el mismo sistema pero que tienen visiones diferentes.

¿Qué es el bitcoin?

El bitcoin es una plataforma tecnológica que funciona como una moneda que es útil para realizar transacciones tal cual como se haría en un banco. En otras palabras, el bitcoin es una criptomoneda con la que puedes pagar deudas, comprar productos, entre otras actividades.

Técnicamente, existe los términos Bitcoin y bitcoin. En realidad, la única diferencia no es solo que una se escribe con la letra “b” en mayúscula y la otra minúscula. En relación con lo anterior, la primera significa la plataforma digital que guarda todos los datos y, la segunda, la moneda virtual.

Una vez aclarado este punto, es pertinente mencionar que esta plataforma en cierta manera es “libre” ¿qué significa esto? Que es manejada por usuarios en todas partes del mundo que tengan conexión a internet. Esto no quiere decir que la controlen, solo que la usan con libertad.

¿Qué es Ethereum?

El Ethereum es un “token”, pero ¿es acaso una criptomoneda lo mismo que un token? En término generales ambas son una moneda digital. No obstante, el ethereum es una especie de contrato digital.

Al igual que el bitcoin, el ethereum maneja dos conceptos los cuales son Ethereum y ether. El primero hace mención a la gran plataforma digital. Por otro lado, el ether es el token, es decir, la moneda.

Diferencias de las monedas digitales

¿Cuál es la diferencia ente el Bitcoin y el Ethereum? Para conocer a detalle es fundamental recordar los inicios de ambas redes.

En primer lugar, se debe comentar la mente creadora de las monedas. Esto nos permite contextualizarnos y saber el propósito de cada una. En este sentido, el Bitcoin fue una idea de un usuario que hasta el día de hoy permanece en el anonimato y su nombre es Satoshi Nakamoto.

Lo verdaderamente importante es que esta persona o grupo de personas bajo ese nombre incorporaron por primera vez en el año 2008 esta forma de realizar transacciones.

Por su lado, el Ethereum si tiene un creador identificado como Vitalik Buterin, pero este logró es compartido con otros creativos llamados Gavin Wood y Joseph Lubin. El lanzamiento de esta plataforma bajo un dominio ocurrió en el año 2014.

Ahora sí, esta es solo una diferencia entre bitcoin y ethereum muy superficial para lo que guardan ambas plataformas. Así, las diferencias relevantes son:

Valor de la moneda digital

Actualmente y desde que se integró en el mercado la moneda del Ethereum el valor de las criptomonedas ha variado. Pero, hoy su importe no es igual.

  • El bitcoin para el día de hoy cotiza a un valor de 7,475.49 $ un bitcoin.
  • En cuanto al Ethereum su valor actual es de 136,000 $ un ether.

Funcionalidad de la red

Se refiere a la función principal que desempeña cada una de las monedas. Es evidente, que ambas tienen una visión diferente dentro de la red, las cuales son:

  • El Bitcoin fue diseñado como un método de pago rápido, confiable y sin un control por una entidad financiera o gobierno.

Esto es posible gracias a la cadena de bloques que muestra cada uno de los movimientos. Por otra parte, este proceso es agilizado porque no tiene que ser aprobado por algún banco, por lo cual suele tardar solo una hora.

  • El Ethereum funciona como sistema de pago. Sin embargo, su trabajo abarca mucho más que eso. Este mecanismo anexa como otra función la modalidad de “contratos inteligentes”.

A diferencia del Bitcoin, el Ethereum es una plataforma para realizar acuerdos que no pueden ser alterados por terceros. Tampoco, permite la estafa y el documento permanece por siempre, es decir, no se pierde.

Simbología de la moneda

Este punto muestra la disimilitud que existe entre ambas. En cuanto a las unidades que se utilizan para comerciar y los decimales varían en una moneda y otra.

El bitcoin (BTC) se subdivide en cifras más pequeñas. Entonces, puedes encontrar de la más completa a la más sencilla, estas son:

  • Un bitcoin el cual consta de 8 decimales.
  • 1 milibitcoin que es igual a (1 mBTC = 0,001 BTC).
  • Un microbitcoin que es igual a (1 µBTC = 0,000001 BTC).
  • 1 shatoshi que es igual a (1 shatoshi = 0,00000001 BTC).

En cambio, el ether posee 18 decimales en su cifra. Además, su forma simbología de menor a mayor es:

  • Wei
  • Lovelances
  • Babbage
  • Szabo
  • Finney
  • Ether

De modo que, un ether representa 1000 veces más que la siguiente parte de la cifra, en este caso un finney. Al mismo tiempo, un finney es 1000 veces más que un szabo y así continúa hasta llegar al wei.

Cálculo de seguridad

Mejor conocidos como algoritmos criptográficos, es la manera de resguardar la información. Esto es importante, ya que son parámetros que se establecen con la finalidad de lograr reservar datos.

Pero, ¿estas plataformas no les ofrecen toda la información necesaria a los usuarios? Sí la proporcionan, a lo que hace referencia el algoritmo es que permanezca total y certera seguridad en la plataforma.

  • El Bitcoin emplea el cálculo “Algoritmo de Hash Seguro (SHA256)”.
  • Sucede muy diferente en Ethereum cuyo algoritmo es más desarrollado que el del Bitcoin. En esta plataforma se le conoce como “Protocolo SHA3”.

Tipo de moneda digital

En un principio se mencionó que el Bitcoin y Ethereum son criptomonedas pero distintas. Al igual que no persiguen objetivos comunes.

  • El Bitcoin al ser una moneda para comercializar, es decir, solventar pagos. Pugna estrechamente con el dinero por decreto y el oro.

Por una parte, es una moneda descentralizada y que circula a nivel mundial.

  • El Ethereum es una moneda digital tipo token. Lo que lo caracteriza es el hecho de que constituye un bien activo digital.

Por esta razón, los token son partes que sirven para simbolizar otras cosas.

Programación dentro de la red

La programación es la forma en que las máquinas, que son los mineros, entienden lo que tienen que hacer y cómo deben realizarlo. En simples palabras, es la base de todos los movimientos ejecutados en la red.

  • Bitcoin recurre al lenguaje C++ formado por 70 caracteres o menos.

Este tipo de lenguaje tiene como aspecto favorecedor en que es difícil de manipular y hackear la secuencia blockchain. Por consiguiente, aunque beneficia, se debe considerar que se trata de una tecnología limitada.

  • Caso contrario ocurre con el Ethereum, el cual maneja un sistema de programación más completo y enriquecedor llamado Turing complete.

Dentro de este lenguaje informático están señalados 7 tipos diferentes de lenguaje para programar. ¿Cuál es la ventaja de este sistema por encima del Bitcoin?

Es un programa más amplio que permite optimizar el mercado y abarcar otros campos. Otro punto importante, es que no tiene limitaciones con un libro de transferencias.

Una posibilidad de resultado que puede ser contraproducente es que al ser un lenguaje más completo haya espacio para mayor número de errores. También, se debe conocer a profundidad el sistema para poder utilizarlo y su aprendizaje puede llevar mucho tiempo.

Monedas expedidas

Esta economía digital puede desestabilizarse si se incumplen principios básicos financieros, tales como la expedida desorbitada de monedas digitales. Por este motivo, una de las redes ha indicado los límites de su moneda.

  • El caso de la cantidad máxima a expedir corresponde al Bitcoin. La red ha establecido como límite máximo crear 21 millones de bitcoin.

Aun así, con esta limitación el bitcoin es una moneda con un sistema inflacionario, que llegará a ser deflacionario una vez alcance los 21 millones. Esto indica que no va junto con la inflación y que en algún momento perderá el valor que ahora tiene.

  • Muy alejado a este concepto es el establecido para Ethereum. En la actualidad, no tiene una cantidad definida para expedir.

En cierta medida, tiene una restricción a la creación anual de hasta unos 18 millones de moneda digital. Igualmente, trabaja con un sistema inflacionario lo que significa que cada vez que se expida aumenta su valor.

Valor de los movimientos

Como se ha mencionado, el coste de una transacción difiere en una plataforma con relación a la otra. Esto aplica para el tamaño del bloque.

  • En la red Bitcoin, el coste no se calcula por la cantidad en número de acciones, sino por el tamaño final de las mismas.

En consecuencia, las dimensiones de un bloque no pueden superar el 1 Mb. Además, todo está diseñado para que ninguna transacción tenga prioridad sobre otra.

  • Ethereum utiliza otras formas para establecer un coste, basándose en características informáticas.

En este sentido, el valor radica en la complejidad de la transacción y cuanta capacidad de almacenamiento requiere.

La manera en cómo se realiza este cálculo es a través de un valor informático denominado “Gas”. Los movimientos necesitan cantidades determinadas de ese “Gas” para verificarlas. Cabe resaltar, que para que la acción sea aprobada no debe superarse el límite de gas que hay para el bloque.

Certificación de la cadena de bloques

La rapidez con que se ejecutan los bloques en Bitcoin vs Ethereum es un tiempo preciado que es diferente en cada red.

  • Con el bitcoin las transacciones pueden tardar en confirmarse, certificarse e incorporare a la cadena de bloques en un lapso de 10 minutos.
  • De otro modo, pasa en la red de Ethereum. El tiempo máximo que tarda el bloque en aparecer en la cadena es de solo 16 segundos.

Por estas situaciones, Ethereum le gana a Bitcoin en la transacción de sus movimientos. Debido a que en la red Ethereum es inmediata, por lo tanto, más ventajosa, mientras que Bitcoin tarda en poder realizar la liquidación.

Es oportuno resaltar, que este aspecto diferencia muy bien el ritmo al que se mueven y ejecutan las acciones. Y estos movimientos, hablan directamente de la velocidad de la plataforma.

Remuneración de los mineros

¿Cómo se paga la minería de las monedas digitales? Se recompensan con criptomonedas, respectivamente bitcoin y ether. Lo que si cambian en relación a este tema es la forma como reciben el pago.

  • Bitcoin paga al minero por cada bloque que validó en un tiempo determinado. Una vez realiza estos procesos se le abona bitcoin.
  • Parecido ocurre en Ethereum, paga por validar bloques, pero también lo hace por certificar los contratos inteligentes.

Un dato interesante que añade mejores garantías de trabajo a la red de Ethereum es porque cuentan con un sistema llamado “Gas price”. Es una propina para el mantenimiento de los ordenadores. Esto simboliza una motivación para que los mineros prioricen las transacciones.

Sistema de la minería

Este aspecto, aunque es compartido por ambas redes, es diferente en su forma de ejecutarlo.

Esto es sencillo, se comentó que para que un bloque se añada a la cadena debe ser verificado. Lo que no se expuso es ¿cómo se autoriza un bloque para que se integre en la cadena?

La respuesta es mediante la resolución de problemas aritméticos difíciles.

  • Bitcoin usa pruebas de trabajo.

Estos mecanismos más que aspectos positivos, lo que acarrean son desventajas. Primero, no existe un equipo real entre los mineros. Esto se debe, a que no hay colaboración y ninguna sanción para quien incumple los procedimientos.

  • Por su parte, Ethereum intenta implementar otra forma de pruebas de trabajo.

Básicamente, consiste en cambiar la palabra “trabajo” por la palabra “participación”. Con este método, se obliga a la comunidad minera a que ahora sería validadores la necesidad de invertir un ether para poder validar los bloques.

Características que tienen las monedas digitales

Hasta el momento, tanto el Bitcoin como el Ethereum comparten ciertos elementos. Específicamente, se pueden destacar los siguientes:

Tecnología Blockchain

Las dos monedas trabajan con el blockchain, esto es la forma en cómo se organizan las transacciones efectuadas en las plataformas.

Este método para realizar los movimientos es descentralizado, esto significa que el proceso es totalmente transparente. Así mismo, cada usuario que accede a la red puede ver en tiempo real cada una de las acciones. A su vez, ninguno de estos movimientos puede ser alterado.

Cabe destacar, que existe una en la implementación de esta tecnología en cada una de las monedas.

Provienen de la minería

Cuando escuchas por primera vez el término “minería” en las criptomonedas piensas automáticamente que el significado es literal. Pero, esto no funciona así.

Te explico, la minería es el proceso por medio del cual se autorizan o se certifican las transacciones en la red. Pero, ¿Quién realiza estas validaciones? Las llevan a cabo ordenadores denominados “mineros”.

Estas máquinas que requieren de tecnología cara y avanzada se encargan de procesar los movimientos. Claro, detrás de los ordenadores hay personal humano que vigila su funcionamiento.

Ahora, si los equipos se encargan de todo ¿Qué hacen las personas detrás de ellas? Muy fácil, todo ese equipo necesita recursos financieros para funcionar. Es ahí donde los propietarios deben costear la inversión.

Como recompensa a los mineros por su trabajo la red les retribuye con la moneda digital.

Descentralización

La descentralización significa que no hay una institución bancaria o ejecutiva que maneje los movimientos que ocurre en la red. Es decir, la plataforma la manejan los mismos usuarios a través de máquinas de computación.

Esto crea un ambiente para que la parte interactúen sin intermediarios y observando exactamente el momento de la ejecución de la transacción.

¿Cuál de las criptomonedas es más conveniente?

Depende de los objetivos que quieres lograr. Ambas redes son una excelente oportunidad para invertir o simplemente para realizar transacciones comerciales o contratos digitales.

Tienes que visualizar el mundo de las criptomonedas como un mercado virtual, donde en cualquier momento el valor de la moneda puede aumentar o disminuir.

Si tienes que elegir alguna de ellas, puedes apostar a Ethereum. A pesar que Bitcoin se ha esforzado por mejorar los sistemas y volverlos más rápidos y funcionales, la tecnología con la que cuenta Ethereum es mayor.

Considera que, en el momento actual, no se ha consolidado por completo la red de Ethereum. Es necesario un poco de tiempo para que verdaderamente el potencial de esta plataforma florezca.

Así mismo, cuando ese momento llegue y ya hayas invertido con anterioridad, los frutos de tu cosecha serán enormes en la red.

Sin embargo, no dejes aún lado la red de Bitcoin, debido a que es un sistema estable y por pocas que fueran sus variaciones sigue siendo rentable implementar su uso.

Por último, puedes trabajar con cualquiera de las dos monedas digitales aprovechando el potencial de cada una, hasta el momento en que decidas continuar con una red en particular.